domingo, 26 de julio de 2009

Un fósil viviente en Chile, el Monito de monte


Un fósil viviente en Chile, el Monito de monte


El Monito de monte es un mamífero marsupial, que vive únicamente en el sur de Chile; por sus características, es considerado un “fósil viviente”, y ha sido estudiado por científicos de la Universidad Austral de Chile, buscando conocer más sobre la evolución de los mamíferos, a través de este pequeño animal.

Según los estudios, el monito ocupa una posición intermedia entre los reptiles y los mamíferos, puesto que se le dificulta regular la temperatura, característica muy sobresaliente, propia de los reptiles primitivos, utilizando procesos físicos más rudimentarios. Estas son las conclusiones del profesor Nespolo, encargado de la investigación, director del Instituto de Ecología y Evolución de la universidad.

Los organismos de este tipo, se clasifican dentro del orden de mamíferos Microbiotheria, todos ellos ya extintos e identificados solo por restos fósiles. El único sobreviviente, perteneciente a este orden es el Monito de monte, conocido también como chumaihuén, o perrito de la virtud.

Este pequeño animal acarrea rasgos genéticos propios de hace cincuenta millones de años, y podría ser la clave para comprender cómo se originó la capacidad de mantener y regular la temperatura en los mamíferos, característica de la que gozamos hoy en día los seres humanos y otros animales como las aves. El monito puede sufrir cambios internos de temperatura en un rango de diez grados Celsius, exponiendo su cuerpo a merced de las variaciones climáticas.

Para este estudio se capturaron treinta ejemplares, para analizarlos en el laboratorio, exponiéndolos a cambios externos de temperatura, mediante diferentes estímulos controlados, que no pusieran en riesgo la vida del animal, ya que se encuentra en peligro de extinción. La tradición popular de los bosque húmedos de Chile, afirma que es de mala suerte tenerlos en casa.

Mientras para Nespolo, el monito es “un reptil con pelo”, las creencias campesinas lo consideran “un ratón que nace del huevo de una gallina empollado por una serpiente”. El monito de monte podría haber llegado a América desde Australia, cuando ambos continentes estaban unidos.

Fuente l Journal of Experimental Biology

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada