martes, 29 de noviembre de 2016

Google Innovator - Día 1

Ya estoy en el aeropuerto de Madrid con nervios y con mucha ilusión por vivir la experiencia. He pasado los controles de seguridad y en breve estaré en el avión con destino a la Ciudad de México para vivir una semana de grandes experiencias y nuevos conocimientos.


El vuelo ha sido tranquilo, viajar solo puede ser aburrido pero hoy en día las aerolíneas tienen una cantidad impresionante de servicios a bordo que hace que no te aburras. Si además le añades algo para leer, algunos materiales personales de entretenimiento y trabajo.. el viaje se convierte en un paseo de 11 horas.

La llegada ha sido tranquila y he pasado inmigración super rápido pero mi maleta se ha retrasado como 30 minutos, tiempo suficiente para que me ponga bastante nervioso ante la posible pérdida de maleta. Finalmente salió y pude salir del aeropuerto. La persona que me esperaba estaba puntual y todo ha ido muy tranquilo, atravesar Ciudad de México por la noche impresiona porque es una ciudad enorme y con un tráfico realmente agobiante, principalmente porque la gente va muy rápido y las normas de circulación son un poco peculiares. En más de un momento pensaba que nos chocábamos con otros coches pero los conductores aquí tienen ciertas habilidades para evitar eso.

Una vez en el hotel, he dejado las maletas, he colocado la ropa y he salido a saludar a algunos de los compañeros de la academia que ya habían llegado. Con ellos hemos salido a dar un paseo y a cenar en un restaurante comida mexicana. No llevaba teléfono para hacer fotos porque al ser de noche me ha dado un poco de respeto llevar algo de valor, ya que esta ciudad es un poco peligrosa. Intentaré ir documentando de una forma mucho más precisa esta experiencia.

Hay numerosos puestos con comida que puedes ver por las calles, puestos que incluso hacen la comida ahí mismo con grandes sartenes para freir los totopos que son similares a los nachos. Totopos es el nombre que se le da en México a los trozos de tortilla fritos o tostados hasta adquirir una textura crujiente, y generalmente su forma es triangular y varían en tamaño. Suelen consumirse en compañía de frijoles, salsas, guacamole, etc. ... incluso los hay picantes ya directamente sin tener que añadir. Aquí que una comida sea "picosa" es algo totalmente normal. 

Me ha sorprendido la cantidad de tiendas 24 h que hay repartidas por las calles y la sensación de volver un poco al pasado pese a que yo estoy en una zona de la ciudad bastante moderna. 

Subiré fotos de las calles en cuanto sea posible.



La noche ha sido tranquila, pero ha sido inevitable tener jet lag y aunque estaba muy cansado a las 4 am (hora de México), las 10 de la mañana en España mi cuerpo ya no quería dormir más... Me toca trabajar un poco y avanzar poniendo notas.

Hoy tengo como objetivo adaptarme al horario, visitar un poco la ciudad y enviar un par de documentos que me han pedido desde Google para avanzar con el programa de la academia que llegará ya el miércoles.

Continuará...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada